Mi curriculum

Curriculum Vitae

DATOS PERSONALES

José Ernesto Becerra Golindano

Lugar y fecha de nacimiento: San Cristóbal, 8 de Junio de 1953 (61 años)
Estado Civil: Casado (lng. Ledy Morales), 2 hijos (Ernesto José, 21 años y Maria Angélica 18 años)
CI.: V - 4.720.453
Dirección: Carrera 5 N° 5-30, Táriba, Táchira. TIf.: 3943720 0424 753 4227
e-mail: joseernestobecerra@gmail.com

ESTUDIOS FORMALES

Primaria:
Colegio Juan Maldonado (1° a 3er Grado) en San Cristóbal
Colegio Sucre (4° a 6°) en Barquisimeto

Secundaria:
Colegio San Vicente de Paúl en Barquisimeto: Bachiller en Ciencias, 1969

Superior:
Universidad Católica Andrés Bello Extensión Táchira: Licenciado en Educación
Mención Ciencias Sociales, 1979
Promedio: 16,02, Rango: 4° de 69

Postgrado
Maestría en Ciencias Políticas, Mención Planificación del Desarrollo Regional
Universidad Bicentenaria de Aragua, Sede San Cristóbal. Finalizada escolaridad, pendiente Tesis.

Maestría en Historia
ULA. Primer semestre

OTROS ESTUDIOS
  • Foro Binacional Ciencias Económicas Administrativas y Contables, Cúcuta 2011
  • Foro Táchira Web 2.0, San Cristóbal 2011
  • Congreso Internacional de Historia, San Cristóbal 450 años, San Cristóbal 2011
  • Congreso Internacional de Historia, San Cristóbal 2010
  • Congreso de Historia, San Cristóbal 2009
  • La Ciencia de la Historia en las Investigaciones Actuales. UNET/Fundación Buría, San Cristóbal, 2007
  • Simposio Nuevas Tecnologías Educativas. Universidad del Sur de la Florida/ULA, Mérida, 1998
  • Taller sobre Presupuesto Municipal. IADLET. San Cristóbal, 1996
  • Seminario: Navegación por Internet 2º Nivel. Fundacite Táchira San Cristóbal, 1996
  • Seminario: Navegación por Internet, ler. Nivel. Fundacite Táchira. San Cristóbal, 1996
  • Curso: Redes (de Computación, Básico). INCE Táchira AC. San Cristóbal, 1994
  • Primer Congreso Nacional sobre Informática Educativa. ULA/FUNDACIS. Mérida, 1993
  • Capacitación Docente en Educación Ambiental. MARNR/ME. Cordero, 1991
  • Inducción Docente. INCE. San Cristóbal, 1989
  • Informática y Sistemas. FM Sistemas. San Cristóbal, 1985
  • Contabilidad Computarizada. FM Sistemas. San Cristóbal, 1984
  • Programación BASIC. FM Sistemas. San Cristóbal, 1984
  • Introducción a la Computación. FM Sistemas. San Cristóbal, 1984
  • Adiestramiento de Supervisores. INCE San Cristóbal, 1983
  • Dinámica de Grupos. ME. Cordero, 1982
  • Metodología de la Enseñanza de Ocupaciones dentro de la Empresa. INCE, San Cristóbal, 1981
  • Teórico-Práctico sobre Primeros Auxilios. Socorrista UCABET. San Cristóbal, 1980
  • Lengua y Literatura Medieval. UCABET. San Cristóbal, 1979
  • Encuentro Regional sobre Experiencias Pedagógicas. IUP-MAR. Maracay, 1978
  • Básico de Didáctica UNET. San Cristóbal, 1978
  • Cartografía y Orientación. Escuela de la Defensa Civil. UNET. San Cristóbal, 1978
  • Básico de Defensa Civil. Escuela de la Defensa Civil. UNET. San Cristóbal, 1978
  • Arte Americano Pre-Hispánico. UCABET, San Cristóbal, 1976
  • Promotor y Fiscal de Ajedrez. IND. 1975
  • Auxiliar de Contabilidad. FECOT. Maracay, 1974


CARGOS ACTUALES:
  • Profesor Tiempo Completo, UCAT, FACES, Gerencia de Recursos Humanos, Materia: Geopolítica, 01/10/09 al 31/7/10. Contaduría Pública: Ambiente y Desarrollo, 01/10/10 al presente. Ética Empresarial, 01/10/13 al presente. Coordinador Académico de la Facultad para el turno nocturno, 17/10/14  al presente
  • Presidente de la Fundación CEHIST (Centro de Investigaciones y Estudios Históricos del Estado Táchira), Ad-honorem

EXPERIENCIA LABORAL
·         Asesor de la Revista Destino Táchira, desde 01/06//2006 hasta abril de 2013.
·         Asesor de Comunicaciones del Gobernador del Estado (2009- 2012)
·         Gerente de la Fundación Fondo Editorial “Simón Rodríguez” (1/06/12 al 4/02/13)
·         Profesor por horas: Computación 9º Educ. Básica y Adjunto al Dpto. de Control de Estudios (2004-2005), Coordinador de Desarrollo Endógeno (2005-2008),  Adscrito al Cbit 2008-en funciones. MPPE, UEN Liceo Bolivariano Luís López Méndez, Táriba, Jubilado el 30/11/2009 con 28 años y 2 meses de servicio
·         Coordinador del Proyecto Informático Educativo y del Centro Informático del Municipio Cárdenas. Desde Noviembre de 1996.a Noviembre 2004.
·         Asesor General del Alcalde del Municipio Cárdenas del  Estado Táchira, 1996-2004
·         UCAT, Universidad Católica del Táchira, San Cristóbal. Profesor por Horas. Informática III. Año lectivo 96-97
·         IUTEPAL, Instituto Universitario de Tecnología Juan Pablo Pérez Alfonso, San Cristóbal. Profesor Ordinario. Laboratorio de Computación, Simulación, Proyectos II, Tutor Académico de Pasantías en Informática. Marzo 1995 — Agosto 1996
·         Asociación Civil UMABC, Táriba. Coordinador Logístico Proyecto Universidad Mariana Bartolomé de las Casas. 1994-95
·         Basílica de Nuestra Señora de la Consolación, Táriba. Administrador de la Red de Computación, Coordinador del Museo. 1994-1995
·         IUJEL, Instituto Universitario Jesus Enrique Lossada, San Cristóbal. Profesor por Horas. Semiótica Audiovisual II. 1994-95
·         EDINFOR, srl, Táriba. Gerente-Administrador. 1993-95
·         INCE Táchira AC, San Cristóbal. Instructor Colaborador. Cursos: Programación 1 (Introducción al Procesamiento de Datos, Operación de Microcomputadores, Lógica 1, BASIC 1, Lógica II, BASIC II), Programación III (Sistemas Operativos, Hoja de Cálculo). Seminarios: El Microcomputador en la Gerencia, Hoja de Cálculo. 1990-95
·         Liceo Nacional Pedro María Morantes, ME, San Cristóbal. Profesor Por Horas, Informática 1 y II, 1995-97
·         U.E. Ildefonso Vásquez Bravo, ME, Cordero. Profesor por Horas. Ciencias Sociales. 1981-95
·         U.E. Colegio San José, Táriba. Subdirector. 1992-94
·         U.E. Instituto Privado San Antonio, San Cristóbal. Coordinador de Control de Estudios, Jefe de Seccional. 1988-91
·         U.E. Colegio San Martín, Táriba. Subdirector. 1987-1988
·         Centroidiomas, San Cristóbal. Profesor por Horas. Computación Básica, Computación Avanzada. 1985-86
·         FM Sistemas, San Cristóbal. Coordinador Docente. 1984.85
·         UNET, Universidad Nacional Experimental del Táchira, San Cristóbal. Coordinador de Docencia 1, Jefe de la Unidad de Acción Social del Decanato de Extensión. 1981-85

INSTITUCIONES

  • Academia de la Historia del Táchira (Individuo de Número desde 24/07/2005, Miembro de la Directiva:  Secretario para el Período 2008/2010, Presidente 2010/2012, Vicepresidente 2012- 2014, Presidente 2014-2016)
  • Miembro Correspondiente de la Academia Boyacense de la Historia (Colombia), 18/04/2009
  • Asociación de Cronistas del Táchira (Asesor  de Relaciones Interinstitucionales)
  • Miembro de la Academia de Historia de Norte de Santander (Colombia), 3/10/2006
  • Miembro de la Academia de Historia del Estado Zulia, 12/05/2008
  • Colegio de Licenciados en Educación de Venezuela
  • Cámara de Comercio del Municipio Cárdenas, Vicepresidente. 1994 -1997
  • Sociedad Bolivariana de Venezuela, Centro del Municipio Cárdenas. (Presidente 1991-93)
  • ORSA, Organización de Rescate y Salvamento “Águilas”, Táriba. Miembro Activo 1975-1979. Comandante, 1979. Miembro Honorario desde 1980


PUBLICACIONES
  • Diario de Los Andes: columna La naturaleza de las cosas, mayo a diciembre de 2012
  • Diario de la Nación: Columna “Escrito en Táriba”, en receso
  • Diario Pueblo: Columna “La Gente y los Hechos en Táriba”, desaparecido
  • Diario Católico: Columna “Desde las calles de Táriba”, eventual
  • Libro en formato digital: “Escrito en Táriba”
  • Libro en formato digital “La familia Pérez de Michelena (y los Becerra y los Golindano)
  • Colaboración en  la Revista “HUMUS”, Montevideo, Uruguay
  • Colaboraciones en Revista Destino Táchira

RECONOCIMIENTOS
  • Botones del ME Zona Educativa Táchira, Liceo Luís López Méndez, Colegio San José, Municipio Ayacucho, Fundación Cultura y Recreo de Lobatera y ORSA
  • Placas de diferentes grupos de alumnos del Club Torbes, Colegio San José, UCAT, Colegio San Martín, INCE, UNET, UE Uribante, E.B. Tovar Guedez, E.B. Libertador y otros
  • Padrino IIIª Promoción Bachilleres en Ciencias, U.E. Uribante, La Florida, Municipio Cárdenas del Estado Táchira, Julio 2.002
  • Diplomas de deferentes grupos de alumnos e instituciones 

Bolívar joven y los gobernantes de su tiempo

Resumen preparado para los estudiantes de 5º A (Cátedra Bolivariana), Licenciatura en Educación, Mención Ciencias Sociales, UCAT, como Profesor Invitado por la Catedrática Dra. Betty Pérez de Chacón.

En los años tempranos de Bolívar reinaba en España Carlos IV hijo y sucesor de Carlos III en 1788. Carlos IV y Borbón fue el quinto rey de esta casa. Había nacido en Nápoles en 1748 y subió al trono como consecuencia de la muerte de su padre, Carlos III, en 1788, aunque su designación oficial ocurrió en 1789. Su nacimiento en Nápoles podemos considerarlo natural pues desde 1503 los reyes españoles, con algunas intermitencias, habían reinado sobre el sur de Italia y Sicilia. La madre de Carlos III era una princesa alemana, María Amalia de Sajonia, él a su vez casa con su pariente María Luisa de Borbón.

El rey Carlos IV quiso continuar la política de su padre, Carlos III quien es considerado un déspota ilustrado iniciador de reformas políticas. Lamentablemente, el hijo no estuvo a la altura del padre y al intentar imitar su política fracasa. La situación se agrava por el estallido de la revolución francesa y su repercusión, luego su reinado se verá afectado por los enfrentamientos bélicos europeos de la época napoleónica. Finalmente en 1808, cuando Bolívar con 25 años se involucra en conspiraciones, se ve obligado a abdicar y España es invadida por Napoleón. Morirá en Roma en 1819.

En la época del nacimiento de Bolívar era papa Pío VI, Juan Angel Braschi, pontífice desde 1775. Todavía existían los Estados Pontificios, entidad política de la cual era Jefe de Estado el papa. Una de las consecuencias de la Revolución Francesa fue la Guerra en el Norte de la península itálica y la invasión de los Estados Pontificios, o sea la guerra contra el país del papa. Pío VI fue capturado y llevado a Valence, Francia, donde murió en 1799 después de dos años de cautiverio. Será sucedido por Barnaba Niccolò Maria Luigi Chiaramonti, Pío VI, quien morirá en 1923. Al principio hubo buenas relaciones con napoleón, luego se deterioraron por causas políticas y llegó a estar preso.

En Rusia finalizaba el reino de Catalina II, La Grande. En plena era zarista, en 1762, sube al trono Pedro III, de la casa del Holstein-Gottorp, quien sucede a su tía materna Isabel Petrovna. Catalina, alemana de origen, había casado con el entonces heredero y gran duque Pedro. Muy poco después Pedro III recién ascendido al trono, es asesinado por Orlov, amante de Catalina y ésta queda al frente del gobierno hasta 1796 cuando muere. La zarina es considerada fiel exponente del despotismo ilustrado, influenciada por Montesquieu y la enciclopedia, extiende las fronteras de Rusia y aplasta una serie de revueltas internas. La sucede su hijo, al zar Pablo I (1796-1801), de reinado despótico y efímero, y su nieto, el zar Alejandro I (1801 – 1825), a quien le correspondió enfrentar a Napoleón.

En Inglaterra se alargaba el reinado de Jorge III de 1760 a 1820, aunque en realidad dejó de gobernar en 1811 cuando fue depuesto por el debido a problemas mentales. Este monarca accedió al trono a los 22 años, era nieto de su antecesor Jorge II, y le correspondió enfrentar la independencia de los Estados Unidos, las consecuencias de la Revolución Francesa y las Guerras Napoleónicas.


En Estados  Unidos, nación muy joven (1776), su primer Presidente fue George Washington de 1789 a 1797, le sucede John Adams de 1797 a 1801, y después Thomas Jefferson de 1801 a 1809, simpatizante de la Independencia de las colonias españolas en América.

Lic. José Ernesto Becerra Golindano
Vicepresidente de la Academia de Historia del Táchira


898.078 visitas en 136 blogs al 19/5/13 8 pm


898.078 visitas en 136 blogs al 19/5/13 8 pm

Cada cierto tiempo, cada año casi, me tomo el tiempo de contar y totalizar las visitas según los contadores de cada uno  de los blogs que elaboro o administro, comparto el resultado de la fecha

nº/ BLOG/ VISITAS
1 Geografia Económica B y G 139.939
2 Premilitar Luís lópez Méndez 122.689
3 Sinopsis 46.262
4 EL MUNICIPIO CARDENAS DEL ESTADO TACHIRA 43.252
5 DEFENSORIA EDUCATIVA 40.943
6 GEOPOLITICA 37.214
7 Ambiente y Desarrollo 27.784
8 MUNICIPIO ANGOSTURA (ANTES RAÚL LEONI) EN EL ESTADO BOLIVAR 26.165
9 Visión Universitaria 24.534
10 Cartelera de José Ernesto Becerra Golindano 17.753
11 Municipio Ayacucho 17.717
12 Lechería/Municipio Urbaneja/Anzoátegui/Venezuela 17.663
13 Cronista de Palmira 16.149
14 Sociedad Venezolana de Historia de la Educación 15.214
15 Municipio Sucre del Estado Táchira en Venezuela 14.399
16 Sitios Históricos de Táriba 14.061
17 MUNICIPIO CORDOBA 13.483
18 ACADEMIA DE HISTORIA DEL TÁCHIRA 13.089
19 El Potosí 11.597
20 La familia Pérez de Michelena 10.936
21 Escrito en Táriba 10.666
22 Programa de Actualización en Cátedra Bolivariana 10.161
23 Encuentro de Coordinadores de Desarrollo Endógeno 28/02/07 9.756
24 CRONISTAS OFICIALES DE VENEZUELA 9.234
25 ACUERDO DE CONVIVENCIA ESCOLAR 2005-06 8.919
26 Guillermo Villamizar 8.641
27 Asociación de Cronistas del Táchira 8.534
28 Alberto López Núñez 7.932
29 Historia en Blog 7.775
30 Los Patriotas 7.626
31 Cerro Bolivar 6.086
32 SALON DE LECTURA - ATENEO DEL TACHIRA 6.038
33 Indice de Blogs de José Ernesto Becerra Golindano 5.997
34 Base de Datos Estadísticos del Municipio Cárdenas 5.236
35 Cronista de Borotá 5.033
36 Coordinación de Ambiente (Contenidos) 4.835
37 Pascual Mora García 4.809
38 Personajes de Táriba 4.796
39 Cátedra Simón Bolívar (ULA-Táchira) 4.621
40 Club Torbes de Táriba 4.424
41 Dandry Omaña 4.109
42 Sociedad Bolivariana del Táchira 4.069
43 NOTILIDER 3.732
44 PEIC en el Luís López Méndez 2006-07 3.333
45 Congreso en Leiden 3.305
46 Froilán José Ramos Rodríguez 3.237
47 Ruben Darío Becerra Roa 3.017
48 Para la historia de Táriba 2.779
49 Pascual Mora en España 2.746
50 Tertulia Cultural Luis Eduardo Pacheco Melgarejo 2.600
51 Campeonatos Mundiales de Ciclismo de 1977 2.525
52 ATAACO 2.500
53 Biblioteca del Liceo Bolivariano Luís López Méndez 2.445
54 INTERCURSOS 2.195
55 Congreso de Historia 450 años de San Cristóbal 1.902
56 Manuel Casado Arboniés 1.750
57 UCABET 79 1.685
58 FUNDACION BURIA 1.667
59 Congreso de Historia 1.513
60 Caramelo 1.502
61 Coordinación de Protección y Desarrollo Estudiantil (COPRODES) 1.426
62 Club Sucre de Táriba 1.386
63 Freddy Ontiveros 1.340
64 ASHINTHRA 1.308
65 Artículos del Dr. Isaac Villamizar 1.281
66 Evencio Ríos, Compositor de Táriba 1.210
67 Estudiantina Torbes 1.022
68 Pascual Mora, Otras Publicaciones 980
69 Sociedad Bolivariana de Michelena 936
70 Condecoración 907
71 Pascual Mora en Sevilla 902
72 Bicentenario en Táriba 2013 865
73 Cbit del Liceo Bolivariano Luís López Méndez 776
74 Dos Academias 702
75 MUÑECAS DE FOAMY TERMOFORMADAS 701
76 La Informática llega a la Vuelta al Táchira 1985 696
77 Elisur Lares, Cronista de Achaguas 690
78 Proyectos en Cárdenas 658
79 Exposición Fotográfica e Iconográfica Lobaterense 637
80 Himno del Liceo 637
81 Documentos Dr. Pascual Mora García 636
82 El Dr. Pascual Mora en México 592
83 Salón de Lectura - Ateneo del Táchira 591
84 Galeria El Punto 584
85 La LOE y el Dr. José Pascual Mora 570
86 Estudiantina, Teclados y Coros de la Fundación Cultural Táriba 565
87 Distrito Escolar Nº 4 512
88 Liceo Bolivariano Simón Candiales 2006-2007 509
89 Sesión del 23/05/2011 484
90 Análisis con Visión 469
91 Consejo Comunal Casco de Táriba 466
92 Calendario 2005-2006 461
93 Luís Amaure González 458
94 Un enfoque del Dr. Pascual Mora 450
95 Congreso de Historia en San Cristóbal, Estado Táchira, Venezuela 425
96 Liceo Bolivariano Ezequiel Bujanda de Barquisimeto 423
97 Centro de Historia del Municipio Ayacucho 414
98 Club Juvenil Táriba 409
99 Ulises Largo y la Biblioteca Juan Soleri 375
100 EVENTOS 363
101 Testimonios Tachirenses 316
102 IFIEC 310
103 Sociedad Bolivariana del Municipio Cárdenas 296
104 CENTRO DE INFORMACION GEOGRAFICA DE CARDENAS 295
105 Poesías de Brum Guerrero Marciales  291
106 El Doctor Antonio Pérez Vivas, de Michelena 286
107 Pascual Mora y el Congreso Internacional de Educación 268
108 Biblioteca Publica Municipal de Colón 265
109 Coordinación Cultural del Liceo Luis López Méndez 262
110 Centro Cultural Rosacruz AMORC Capítulo KUT-HU-MI 240
111 FUNDACETA 227
112 Pascual Mora en México 2011 220
113 Liceo Bolivariano Saturno Medina Ovalles 209
114 Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses 197
115 Semana Santa en Táriba 2008 179
116 Voces Blancas del Colegio Nazaret 166
117 Centro de Investigaciones y Estudios Históricos 163
118 Ensamble Claroscuro 156
119 La Musica en Táriba 144
120 El Liceo Luís López Méndez Será Liceo Bolivariano en Septiembre de 2006 136
121 Defensa Tesis Doctoral en Tarragona 104
122 Vicepresidencia SHELA 89
123 Armando Guerrero 78
124 Egli Dorantes 56
125 Letras de Jhuliana 54
126 Páginas de Historia del Táchira 49
127 The Bests 41
128 El Dr. José Pascual Mora García informa: 38
129 VOCES AMIGAS DE NAZARET 36
130 Municipio Miranda, Capital El Dividive 31
131 Octavo "Cé" 31
132 Ucabet 79 (dos) 29
133 Guía Turística & Comercial de San Cristóbal & Colon 24
134 Escuela Bolivariana "El Salado" 15
135 Pascual Mora en Guadalajara 10
136 Comuna Educativa "Maryuri Pernía" 8

TOTAL 898.708

Discurso en Michelena 8/02/2012



Palabras del Licenciado José Ernesto Becerra Golindano en la conmemoración de los 200 años del natalicio del Pbro. Dr. José Amando Pérez Arellano, Fundador de Michelena, el 8 de febrero de 2012.

He sido convocado por la autoridad municipal de Michelena para intervenir en este acto de tan particular relevancia, y estoy aquí porque jamás podré negarme al requerimiento de la bella y amable tierra de mis antepasados. Agradezco muy efusivamente, Señor Alcalde, el honor de encargarme esta tarea.


Permítanme compartir unos recuerdos.

Mi niñez y adolescencia en San Cristóbal y Barquisimeto se veía gratamente interrumpida por las vacaciones de diciembre, de Semana Santa y de agosto que mi padre José Becerra Pérez prefería que pasáramos en su tierra, en la casa donde él había nacido, primero abrigados mi hermano Gonzalo Enrique y yo con la inmensa bondad de la abuela Doña Amalia Pérez de Becerra, y luego con el cálido afecto de la tía Carmen Teresa Becerra Pérez, organizando de todo, actividades de la legión de María, de la Fiesta de San Isidro o los encuentros de la familia, desde su tiendita, la “canastilla”. Nostalgia de los juegos interminables con los nietos de Don Julio Casanova y Doña Adriana, sorbos furtivos al “quemao” de Mima, mas juegos y alguna cabalgata en la casa y establos del General Régulo Pacheco Vivas, escapadas no autorizadas a la Cruz de la Misión, las películas en el cine aquí cerquita, y las compras de golosinas en la Bodega de Doña Hipólita, las imágenes se aceleran pasando rápidamente las caras de los amigos, los Mora, los Gandica, los Ramírez, la Oficina de Correos de Doña Rebeca, la casa de Rita, la “puya”, denominación coloquial de la moneda de 5 céntimos que siempre nos regalaba para caramelos el Tío Teodoro extrayéndolas con particular gesto de su relojera, el especial Padre Medina formidable en la iglesia y extrovertido en las conversaciones caseras. Las voluminosas quemas de pólvora que hacía nuestro tío, el Dr. Ernesto Becerra. Las visitas al Padre Manuel García, un santo, en Lobatera, y las excursiones a las panaderías de Colón que permitían las meriendas de pan dulce, queso blanco y aguamiel. Y para finalizar tan larga remembranza, las tristes subidas al calvario, para acompañar en su último viaje a los parientes y amigos, o al menos para hacerle un cariñito a las tumbas. Por cierto, allí en la capilla del cementerio volvía a descubrir en cada viaje la tumba del Padre Amando, con un agradecimiento a nombre del Táchira, y la de su sobrino nieto, el Padre José Lucio Becerra Pérez.

Y quien era ese Presbítero y Doctor que se había hecho merecedor a una lápida, donde todo un estado expresaba un agradecimiento a la vez sencillo y grande?

Hoy se cumplen 200 años de su nacimiento en la aldea La Urubeca. Los restos de su casa se podían observar hasta aquel extraordinario suceso conocido como la Tromba de El Cobre en los años 40s. La descarga de agua fue tan importante que no solo destruyó las paredes que sobrevivían, sino que cambió en algunos metros el curso de la quebrada que da nombre al lugar. En estos tiempos se alcanzaba a observar la hilera de rocas que servían de base a un canal que conducía el agua para mover la rueda de paletas del molino de trigo. Esto nos indica una de las principales actividades de la familia Pérez Arellano, el cultivo de trigo.

Trabajos de Lucas Guillermo Castillo Lara y los del recordado pariente Gervasio Contreras, entre otros, nos señalan que el jefe de la casa era Juan Evangelista Pérez Mora y su esposa era Gregoriana Arellano Ramírez. Don Juan Evangelista había nacido en 1775, en La Grita, y a los 36 años se casó con Gregoriana, algunos la llaman María Gregoria, quien tenía 30 años y había nacido en Lobatera. El matrimonio se efectuó el 21 de febrero de 1811, casi un año después nace José Amando.


Los hermanos del fundador de Michelena fueron 4. José Antonio, casado con Gregoria Rosales, padres de 15 hijos, José Narciso, casado con Bárbara Bustamante, padres de 8 hijos, Ambrosia, casada con Francisco Escalante, padres de Ramona Escalante Pérez y cuyo rastro se ha perdido, y el Pbro. Juan Isidro, nacido en 1823.

Todo parece indicar que Don Juan Evangelista, hijo de Lorenzo Ignacio Pérez y María de reyes Mónica Mora, era arriero, esto significa que poseía un grupo importante de mulas y suficientes ayudantes para ofrecer sus servicios de transporte de carga para sacar los productos de las fincas y traer las cosas que compraban. Una ruta muy importante en el Táchira venía de la zona de El Zumbador hacia Lobatera y continuaba hacia Cúcuta, el arriero pernoctaría en Lobatera por ser un alto en el camino. Por su parte, Doña Gregoriana, era hija de Juan Ignacio Arellano y María Mónica Ramírez quienes tenían posada o casa de alojamiento en Lobatera. Es posible deducir que el arriero de 36 y la hija del posadero con 30 se enamoraran y se casaran. Él vivirá hasta 1853, morirá en Michelena a los 78 años y ella morirá en 1859, también de 78 años.

La familia Pérez Arellano sería como muchas de finales del siglo 17 e inicios del 18, una familia trabajadora con esporádicas visitas a la ciudad, pero su genealogía, en la medida que avanzan las investigaciones históricas, depara no pocas sorpresas remontándose a La Grita, Bailadores y Pregonero. Es así que por la familia Arellano se establece el parentesco con el Pbro. Ezequiel Arellano Acevedo, de Bailadores, fallecido en 1916, quien fuese un sacerdote eminente, y por esa misma rama familiar las conexiones con Monseñor Antonio Arellano Durán, Obispo venezolano nacido entre Colón y Michelena, con el Pbro. Azael Arellano Belandria de Pregonero y más reciente en el tiempo con Mons. Nelson Arellano Roa, imagen de Diario Católico durante muchos años.

Sin vacilaciones hay que catalogar como familia levítica a la del fundador de Michelena. Su propio hermano es el Pbro. Br. Juan Isidro Pérez Arellano, quien ejerciera por muchos años en la Parroquia de El Cobre adonde acudía gente de todo el Táchira a confesarse con él por su fama de bondad y santidad. Al fallecer su hermano mayor en 1875 atenderá la Parroquia de Michelena prácticamente hasta su muerte en 1904. En 1869 nace su sobrino nieto, el Pbro. José Lucio Becerra Pérez, alumno de Mons. Jáuregui en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús, en La Grita, en cuyas aulas compartirá estudios y sueños con una generación no superada en el Táchira. De allí salieron eximios sacerdotes, eminentes intelectuales, grandes militares, médicos, abogados y hombres de empresa. El Padre Lucio tuvo que estudiar parte de su formación religiosa en un seminario construido por Monseñor Jáuregui en Curazao ante el cierre del Colegio en La Grita, después ejercerá su labor sacerdotal en el estado Trujillo a fines del siglo 19 y luego, iniciando el siglo 20, es trasladado al Táchira y finalmente a Michelena hasta su retiro por razones de edad, cuando entrega la Parroquia de San Juan Nepomuceno a su joven ayudante, el entonces Presbítero Raúl Méndez Moncada.

Muy interesante es la relación de parentesco y contemporaneidad con el Dr. Pedro Juan Arellano, quien fue Rector de la Universidad de los Andes de 1858 a 1862, y también llegó a ser Diputado, Senador y Gobernador del Estado Mérida. Este destacado político y académico era primo hermano de la madre del fundador de Michelena, y había nacido en 1812 en Bailadores, sobrevivirá por 17 años al Padre Amando y muere en Mérida en 1892, a los 80 años.

Esta familia también ofreció importantes militares a nuestro país como el General Marcos Evangelista Pérez Jiménez, cuya semblanza es conocida ampliamente en su ciudad natal, su hermano Juan que llegó al grado de Coronel y fue Gobernador del Táchira, y su tío el Coronel Leoncio Pérez Bustamante. Otro que se destaca es el Coronel José Eulogio Becerra Pérez, quien por dos veces dirigió la Escuela Militar, hoy Academia, de Venezuela, además en los años cuarenta dirigió la Línea Aeropostal Venezolana y en los 50 fue senador por el Táchira, así como su hermano el Mayor Pánfilo Becerra Pérez que ejerció la Alcaldía de San Cristóbal al inicio de la década de los 50s. Recordamos también al General Régulo Pacheco Vivas, quien ocupara altos cargos en el Ministerio de la Defensa en la década del 60 y ejerciera como Director de la Academia Militar de Venezuela en los 50s, y al Comandante Hildemán Sandoval Becerra, edecán del General Gómez y miembro del gabinete del ejecutivo del estado Táchira también en los años en los 50s.

En las letras la familia del Padre Amando cuenta con los aportes del Br. Medardo Vivas Pérez, cuya actividad literaria se destacó en San Cristóbal y Mérida, o mas recientemente las publicaciones del Coronel y Abogado Gervasio Contreras Sánchez y los trabajos del poeta Ruben Darío Becerra Roa. En la docencia se destacaron Ana Josefa Rosales Pérez y Aracelis Sandoval Becerra

Esta rápida mirada a los familiares destacados de la familia del fundador de Michelena, emparentados por incontables ramas con muchos de los aquí presentes y con prácticamente todas las familias ancestrales del Corazón del Táchira, son a la vez patrimonio y estímulo para las nuevas generaciones. Michelena es creada por el Padre José Amando, algunos familiares y otros vecinos de Lobatera. Llegaron damnificados por un terremoto, secando aún las lágrimas por la muerte de familiares y amigos, golpeados por una tragedia que los dejó sin casa y sin bienes, sin embargo, la suma de aciertos para establecerse en esta sabana pone en evidencia la capacidad del tachirense, lo que empezamos llamando Tachiranidad hace algunos lustros para explicar como somos, y que los postulados del Dr. Pascual Mora García, eminente historiador y filósofo quien es profesor en la ULA Táchira, llama ahora “Tachiraneidad” y que no es otra cosa que las características que hacen a los tachirenses tan especiales. Su voluntad para el trabajo, para domar la tierra, el respeto por sus semejantes y las instituciones, la inclinación al estudio y la cultura, la eficiencia en el poder y en el ejercicio de la autoridad, su habilidad para crear lo que necesita y resolver los problemas, su devoción religiosa, el gusto por la música y las fiestas, su solidaridad, su grandeza de alma y de corazón, son herramientas presentes desde el nacimiento de Michelena. Esta manera de ser, era la del Padre José Amando Pérez Arellano y los pioneros que lo acompañaron después del terremoto de 1849. Esa manera de ser produjo hombres y acciones que han hecho a lo largo de siglo y medio esta ciudad, en la que late con fuerza y con orgullo la manera de ser de los hombres de la tierra. Esta Tachiraneidad está aquí entre nosotros, ese es el combustible, la gasolina para el progreso de Michelena, una población hecha de la nada.

La vida del Fundador, es admirablemente relatada por Lucas Guillermo Castillo Lara, en la biografía de El Sembrador y su sueño. No había riqueza en la casa de los Pérez Arellano en La Urubeca, pero con el mayor empeño los padres dieron la mejor educación posible a aquel muchacho nacido y criado en los tiempos de la guerra de independencia. No fue fácil para él avanzar en su vocación religiosa, logró sostenerse en Mérida y terminar sus estudios, pero tuvo que ir a ordenarse a Pamplona pues no había Obispo en Mérida en esos días. Y con pocos años de ordenado, con la satisfacción de haber sido designado Párroco de su Lobatera, tiene que enfrentar la destrucción de la ciudad, el desplome de la iglesia que regentaba, pero tuvo el espíritu de venir por aquellos caminos reales de la época a fundar, a crear, a hacer a Michelena, empresa y reto a los que dedicaría los veintiséis años que vivió después del terremoto.

Michelena tiene en su haber el testimonio de vida de su fundador, Michelena tiene el legado de progreso que le dejó su fundador, Michelena, llegando a los 163 años de historia que iniciara el Padre José Amando puede mirar su futuro con optimismo porque su creación fue un acierto que todavía tiene mucho que dar.

Hoy y aquí, en el centro del emprendimiento del Padre Amando, en el lugar donde con sus manos ayudó a edificar la primera capilla y levantar las primeras casas, donde trazó las primeras de las bellas y anchas calles, cerca del busto con que se honra su memoria, rendimos homenaje al Presbítero Doctor José Amando Pérez Arellano, fundador de Michelena, un tachirense grande entre los grandes.

Muchas Gracias.




Discurso del Licenciado José Ernesto Becerra Golindano, Presidente de la Academia de Historia del Táchira, el 12 de octubre de 2011, en la Plaza María del Carmen Ramírez, en San Cristóbal, Estado Táchira


La fecha que motiva este acto es la de un importante suceso histórico ocurrido hace mas de 5 siglos. Es una de las fechas con mayor trascendencia en toda la historia y es muy importante para quienes vivimos en cualquier parte de este inmenso continente llamado América.


Un 12 de octubre, hace 519 años, un marinero avisó que estaba viendo una costa, que después de más de 2 meses de iniciado un viaje muy especial, estaba viendo tierra. Ese hecho, nada más, y nada menos, es lo que se recuerda hoy.

Pero este suceso, que se ve tan simple, produjo una gran cantidad de cambios en el mundo y por eso se sigue recordando todos los años, especialmente en América y en España. Además, todavía en nuestro tiempo Cristóbal Colón, quien organiza y dirige el viaje, sigue siendo un personaje rodeado de misterio.

Aunque es muy probable que haya nacido muy cerca de una ciudad italiana llamada Génova, hay que reconocer que hay otras teorías que dicen que nació en España, en Portugal, en Grecia, en Croacia o incluso en Noruega. Mientras se encuentran mejores documentos al respecto, seguiremos pensando que lo más probable es su nacimiento en 1451, cerca de Génova como ya dijimos, hijo de Susana Fontanarosa y Doménico Colombo. Su nombre original en italiano sería Cristóforo Colombo. Tampoco se sabe exactamente cómo llegó a la conclusión de que se podía ir a China y Japón viajando hacia el Este, o sea, en dirección contraria a la habitual. Lo que no se esperaba Colón era encontrar un nuevo continente. Pero el primer punto a destacar en esta fecha es que la idea del viaje pone a Colón en primera fila por sus propuestas geográficas apoyadas por mapas y documentos. Era un estudioso de la Geografía, revisando bibliotecas y papeles en diferentes países, y era un gran cartógrafo, con un gran conocimiento de mapas antiguos. Había sido también un gran viajero, primero con viajes de cabotaje que se realizaban sin alejarse de las costas del Mar Mediterráneo, y así llegó bastante lejos, por lo menos hasta una famosa isla llamada Quíos. Más adelante irá a Inglaterra, a Islandia y al África, por lo menos hasta las costas de Guinea.

Con la idea del viaje a China y Japón por el oeste ya convertida en un plan o proyecto, comenzó a visitar diferentes reyes para que financiaran la expedición, pero no le creían. Esto constituye el segundo punto importante a destacar. Fue incansable, a pesar de las negativas se entrevistó con todo el que pudo para lograr el apoyo necesario, cosa que al fin logró cuando los Reyes de España, conocidos como los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, vencieron a sus enemigos en Granada y pudieron ocuparse de la idea de Colón.

Con el apoyo real para el viaje, se dedicó a organizarlo. Había que conseguir barcos apropiados para un viaje a lo desconocido, que no se sabía realmente cuanto tiempo podría durar, y había que conseguir marineros con experiencia que se arriesgaran a un viaje tan incierto. Al principio nadie le dejaba un barco y ningún marinero aceptaba acompañarlo. En aquellos tiempos se le tenía demasiado miedo a entrar en lo que hoy llamamos Océano Atlántico y ellos llamaban Mar Tenebroso. Y entonces encontramos otro aspecto a destacar, logró convencer a las personas necesarias para organizar el viaje, dueños de barcos y marineros.

Aunque salió de España, de un puerto llamado Palos de la Frontera, el 3 de agosto de 1492, la primera parte del viaje fue por una ruta conocida hasta las Islas Canarias, adonde llegó el 9 de agosto. Allí estuvo casi un mes hasta el 6 de septiembre, y entonces comenzó la parte del viaje que nadie conocía. El viaje tenía muy nerviosos y tensos a un grupo importante de los marineros. Eran tres barcos: una veloz carabela llamada la Pinta, con 25 hombres; otra carabela muy maniobrable, la Niña, con 20 hombres; y finalmente la nave más grande y lenta, se le decía Nao, la Santa María, con 39 hombres. Mantener tres naves tan diferentes juntas día y noche, durante más de un mes, fue una tarea muy dura que requirió grandes conocimientos de marinería, un gran liderazgo y mucha habilidad. Hubo intentos de motín, de rebelión y amenazas de regreso inmediato. Pero antes de que la situación se hiciera insostenible, la madrugada del 12 de octubre de 1492, Rodrigo de Triana avisó que se veía tierra.

Más tarde, ya muerto Colón, se supo que no era ni Japón ni China adonde habían llegado, que era una islita que formaba parte de un grupo de islas, un archipiélago, un poco al norte de Cuba y cerca de la costa de lo que hoy es Estados Unidos. Después del 12 de octubre recorrieron varias islas, en lo que hoy es Haití se hundió la Santa María y a España solo regresaron la Pinta y la Niña que llegaron en marzo de 1493.

Más adelante Colón realizará 3 viajes más. Mientras en el primero invirtió unos 7 meses, cada uno de los otros 3 duraría más de 2 años, y recorrió prácticamente todo el Mar Caribe. Apenas año y medio después de regresar del 4º viaje, murió el 19 de mayo de 1506.

Volviendo a la fecha que conmemoramos, el 12 de octubre, podemos decir que se le han puesto muchos nombres. Unos la llamaban Descubrimiento de América, otros Día de la Raza. En España le dicen Día de la Hispanidad porque desde esa fecha se difundió por el mundo la cultura española, por ejemplo el idioma. Más recientemente se le llamó Día del Encuentro de 2 Culturas, o de 2 mundos. Otros han dicho que se trata del Día de la Resistencia Indígena. Todos han tenido y tienen diferentes razones para defender alguno de estos nombres, y al mismo tiempo los demás tenemos derecho a aceptar alguno de estos nombres más que otros. Pero si nos atenemos al hecho histórico en sí, tenemos que insistir en que cada 12 de octubre se recuerda el día en que la Expedición de Cristóbal encontró tierras desconocidas para la gran mayoría, prácticamente todos los europeos.

Y entre las consecuencias que tuvo el primer viaje de Colón, hay que destacar que hoy en día, más de la mitad de los productos agrícolas que se consumen en el mundo, tienen origen en el continente americano, antes de ese viaje esos productos no se conocían en Europa, Asia o África, entre los más importantes están el tomate, el aguacate, el maní, la vainilla, el tabaco y la papa. Igualmente, se trajeron a América productos que aquí no existían y que se volverían muy importantes como el café, la cebada, el centeno, el trigo y la caña de azúcar. También trajeron a estas tierras animales como el caballo, el burro, la vaca, el cochino y las gallinas.

Otra consecuencia importante es que gracias a los viajes de Colón se obtuvieron los datos científicos que permitieron calcular con bastante exactitud el tamaño de La Tierra, hasta entonces se tenían suposiciones y aproximaciones poco confiable, inexactas. Para ello se utilizaron instrumentos muy sencillos como el sextante y la brújula, pero especialmente la comparación entre los datos que Colón anotó sobre la hora de inicio y final de un eclipse que ocurrió durante su tercer viaje, con los datos que algunos astrónomos habían anotado en España.

En honor a Colón es que Francisco de Miranda crea el nombre de Colombia para usarlo en este continente pero que finalmente le queda solo a nuestro vecino pañis, en Panamá existe una ciudad llamada Colón, en inglés se ha usado Columbia en honor al Almirante y lo han colocado a ciudades y condados, incluyendo al distrito federal donde está la capital de los Estados Unidos, Washington, , a universidades, a una gran empresa mundial de películas, a una de sus principales televisoras, la CBS y a un transbordador espacial.

Hay muchas otras consecuencias de tipo social, político y económico, muy importantes pero que no vamos a mencionar hoy. Finalizamos diciendo que los viajes de Colón fueron tan importantes que se dice que solo fueron superados por los viajes a la Luna realizados casi quinientos años después. De acuerdo con esto, la llegada de las 3 naves de Colón a nuestro continente, desconocido para los europeos, el 12 de octubre de 1492, solo tendrá una fecha rival, el 20 de julio de 1969, cuando la nave espacial enviada por la NASA, llamada Apolo 11, descendió en la Luna.

Palabras del 20 de julio en la Casa Natal de Santander

Palabras del Licenciado José Ernesto Becerra Golindano, Presidente de la Academia de Historia del Táchira, en el Acto Conmemorativo del Bicentenario del Grito de Independencia de Santa Fe, en la Casa Natal del General Francisco de Paula Santander, Villa del Rosario, el 20 de julio de 2010

Agradezco en primer lugar la fraterna invitación de la Academia de Historia de Norte de Santander, enviada a la Academia de Historia del Táchira, la cual hace posible nuestra presencia en la Conmemoración del Bicentenario del Grito de Independencia de Colombia.
En segundo lugar presento nuestro agradecimiento por las atenciones que estamos recibiendo y por brindarnos la ocasión de tomar la palabra. Ya en ocasiones anteriores ocuparon esta honrosa tribuna mis predecesores en la Presidencia de la Academia de Historia del Táchira, los Doctores José Pascual Mora y Roberto Esteban Avendaño. No nos sentimos extraños en esta casa.
La familia del General Francisco de Paula Santander tiene importantes nexos con zonas hoy venezolanas. Los estudios de Don Luis Eduardo Pacheco Melgarejo, uno de los fundadores del Centro de Historia de Norte De Santander, y baluarte de la segunda etapa del Centro de Historia del Táchira, durante su época de residencia en Cúcuta, encontró antepasados del Hombre de las Leyes hace mas de 400 años en Táriba, en sucesos sorprendentes relacionados con la milagrosa Renovación de la imagen de Nuestra Señora de la Co
nsolación. Reitero entonces, por razones del pasado y del presente, que no nos sentimos extraños aquí, donde tantas manifestaciones de aprecio nos han obsequiado los Académicos y las Autoridades de Norte de Santander.
Hace 200 años situaciones similares se presentaban en diferentes zonas de la América Española. Con las diferencias de cada caso, los americanos, quienes venían manifes
tando su descontento desde hacía lustros, encuentran su momento a raíz de los sucesos en Europa. 1810 es el año en que se inician los procesos emancipadores cual reacción en cadena, casi simultáneamente en varias ciudades del subcontinente.
Hoy, cuando se recuerdan los hechos históricos ocurridos en Santa Fe, les decimos con un inmenso sentimiento de solidaridad binacional: Felicitaciones Colombia!. Y así como en aquellos y otros tiempos, los protagonistas de la historia y la gente del común, pasaban y repasaban las líneas que separan los países pero acercan a los pueblos, hemos pasado hoy esa línea fronteriza que está en los mapas pero que nunca hemos visto en nuestros desplazamientos, para evidenciar con nuestra presencia estas impresiones.
En el paralelo proceso de nuestros países hace dos siglos, los líderes de la Libertad entendían que la Independencia de Colombia estaría en riesgo sin la de Venezuela, y que no era segura la de Venezuela sin la de Colombia. Esa visión conduce a la creación de lo que hoy llamamos la Gran Colombia, y aunque hoy son países diferentes, sobreviven l
os lazos humanos, geográficos, económicos, culturales, históricos y muchos otros, que crean una realidad similar a la de los vecinos y parientes.
Esta Cofraternidad Colombo Venezolana tiene actualmente su expresión más importante en la histórica relación entre Norte de Santander y el Táchira. El Departamento de Norte de Santander, que muy recientemente estuvo de fiesta por su Centenario, y al cual también felicitamos por tan especial aniversario, tiene en gran parte de su territorio en declive geográfico hacia el Río Táchira, y nuestro Estado presenta su propio descenso orográfico hacia el río fronterizo. Ambos relieves desaparecen y se vuelven uno solo en el rio que viene desde la Hoyada de la Laguna en el Páramo del Tamá. Los elementos futuros de nuestras patrias chicas fueron recientemente analizados en el estupendo Diplomado de la Urbe que se realizó en Cúcuta, allí se confirmó que nuestro porvenir será mejor si estamos integrados.
Con estas premisas entonces, los sucesos de hace doscientos años, y la Cofraternidad de nuestros pueblos, nos permitimos sumarnos a sus festejos, y recordar con honor a quienes con habilidad y valentía condujeron la historia que hoy recordamos, los de la Junta de Notables, el simbólico episodio del Florero de Llorente, y el establecimiento de la Junta Suprema de Gobierno. Es ocasión de hacer referencia al Himno de Colombia cuando
canta con toda propiedad: “ Oh Júbilo Inmortal!”, pues estos episodios serán recordados por las generaciones futuras . Y así como vinimos hoy, estaremos con ustedes, siempre que la Providencia lo permita, y vendremos a celebrar las próximas conmemoraciones bicentenarias, y desde ya les anunciamos que los esperamos en San Cristóbal para las que tendremos allá.
Gracias queridos hermanos colombianos, gracias queridos hermanos de Norte de Santander.




Discurso del 5 de julio de 2010



Discurso pronunciado por el Licenciado José Ernesto Becerra Golindano, Presidente de la Academia de Historia del Táchira, como Orador de Orden en la Conmemoración del 199º Aniversario de la Declaración de la Independencia, en la Plaza de la Libertad de San Cristóbal, el 5 de julio de 2010.








Agradezco al Ejecutivo Regional, al Gobernador del Estado y al Consejo de Gobierno, la designación para tomar la palabra en esta conmemoración. Se cumplen hoy 199 años de la Declaración de la Independencia, una de las fechas más importantes de nuestra historia.
A pesar de que desde hace décadas se realizan actos similares al de hoy, y de que los periódicos y otros medios divulgan detalles de la efeméride, sigue siendo borrosa la visión de la fecha y su trascendencia. Dediquemos los próximos minutos a reforzar nuestra memoria histórica, patrimonio de todos.
Pasado el mediodía, sobre las dos y media de la tarde, como ya se dijo hace 199 años, Juan Antonio Rodríguez Domínguez, en su calidad de Presidente del Congreso anunció declarada solemnemente la Independencia absoluta de Venezuela. Como es lógico, para llegar a esta decisión hubo un proceso previo que describiremos a continuación.
El Congreso que declara la Independencia es una consecuencia de los sucesos del 19 de abril, cuyo Bicentenario se está celebrando este año, cuando en Caracas se aprovechan los sucesos de España para establecer un Gobierno distinto al que dependía de la Corona Española.
La Independencia de los Estados Unidos en 1776 y la Revolución Francesa de 1789, enmarcadas en las nuevas corrientes de la filosofía y la política, habían creado lo que suele considerarse como causas externas de nuestro movimiento independentista. Los desmanes de los funcionarios de la monarquía española en el nuevo continente, la lejanía de las instancias superiores de decisión, y una serie de leyes y medidas impopulares creaban el clima que se ha dado en denominar causas internas.
Los antecedentes del movimiento emancipador se inician 80 años antes. Las primeras rebeliones son las de Andresote en 1730 y la de la ciudad de San Felipe en 1741, seguidos de la Rebelión de El Tocuyo en 1744 que controló esta ciudad varios meses. Poco después ocurrió el alzamiento de Juan Francisco León en 1749. Después de estas intentonas se produce el movimiento de Los Comuneros, que según confirman las últimas investigaciones tuvo dos núcleos el de El Socorro en la actual Colombia, y el encabezado en nuestras tierras por el grítense Juan José García de Hevia en 1779 y 1781.
Los antecedentes directos de nuestro movimiento emancipador empiezan con la sublevación de José Leonardo Chirino y José Caridad González que estalla en Curimagua, cerca de Coro el 10 de mayo de 1795. El 13 de julio de 1797 es descubierto el movimiento Conspirativo de Manuel Gual, José María España y Juan Bautista Picornell , con ramificaciones en Macuto y La Guaira. El 19 de mayo de 1799 es denunciada al Gobernador de Maracaibo el alzamiento organizado por el Subteniente de la Milicia de Pardos Francisco Javier Pirela.
Las grietas del poder colonial español comienzan a ser más evidentes con las dos invasiones fallidas de Francisco de Miranda en abril y agosto de 1806. Ya en 1808 importantes personajes de Caracas consideraban posible un cambio en la situación política de la provincia. La llamada Conspiración de los Mantuanos fue descubierta por infidencia de algunos de sus miembros en noviembre de 1808. Y el 2 de abril de 1810 es develada la Conspiración de la Casa de Misericordia, en la cual estaban involucrados personajes de tanta importancia que el Capitán General Emparan solo se atrevió a dictar medidas de confinamiento en sus haciendas.
Al buscar identidades entre tan disimiles levantamientos encontramos la concurrencia de la injusticia social, la discriminación, la desigualdad. También se hacen presentes los inconvenientes derivados de leyes que intervenían la economía, la inseguridad para la actividad productiva y comercial. El detonante ya en el siglo 19 fue la intervención extranjera, la toma del control político por parte de franceses. La situación hizo que integrantes de todos los sectores sociales, económicos y políticos viesen con agrado la propuesta de cambios.
El 19 de abril de 1810 se desconoce la autoridad del Capitán General de Venezuela y el 25 de abril se establece un poder distinto, la Junta Suprema de Gobierno. De hecho Caracas se había independizado de España. En las semanas siguientes se sumaron a la actitud de Caracas, Cumaná, Margarita, Barcelona, Barinas, Mérida, Trujillo y Guayana. Lamentablemente en esta última hubo una reacción que permitió a los realistas controlar la situación de nuevo en esta provincia. En Coro y Maracaibo se mantuvieron también los realistas.
Esta Junta de Gobierno toma una serie de decisiones sobre impuestos y comercio, envía representantes diplomáticos a varios países y convoca a elecciones. El Reglamento para la Representación Legítima y Universal de todos los Pueblos en la Confederación de Venezuela es redactado por Juan Germán Roscio, las elecciones se realizan a fines de 1810 y principios de 1811 resultando electos 44 diputados. El Congreso se instala el 2 de marzo y finaliza la actividad de la Junta Suprema
Una de las primeras decisiones del nuevo Congreso es la designación de un Poder Ejecutivo, integrado por tres personas que se turnarían en forma rotativa en la Presidencia semanalmente. Estos a su vez nombran secretarios o ministros y los diferentes funcionarios judiciales y militares.
El Congreso sesionó durante poco más de un año, el 4 de abril de 1812 cedió al Poder Ejecutivo todas sus facultades, considerando la grave situación derivada de la invasión de Monteverde desde Coro y el caos del terremoto del 26 de marzo.
La importancia histórica del Congreso se debe a la Declaración de Independencia aprobada en la primera sesión del 5 de julio. Tal acción, tomada por representantes designados por medio de elecciones es la primera de ese tipo en las colonias españolas. Para conocer mejor este momento fundamental de nuestra historia, habría que revisar tres documentos directamente relacionados con la decisión del Congreso. Son pocos, muy pocos lamentablemente, los venezolanos que han leído aunque sea someramente alguno de ellos. Me refiero al Acta de la Sesión del 5 de julio, al Acta de la Declaración de la Independencia y a la Constitución de 1811.
El Acta de la Sesión del 5 de julio es redactada por el Secretario, Francisco Isnardi, y contiene las intervenciones de los diputados esa mañana y mediodía. En ella se pueden observar sus diferentes argumentos y puntos de vista pues se registran más de 50 intervenciones.
El Acta de la Independencia, también fechada el 5 de julio, aunque se sabe que fue redactada en los dos o tres días siguientes, es un mandato acordado en la sesión vespertina, muy corta, de ese mismo día. Se justifica la redacción de este documento por la necesidad de exponer al público en forma ordenada los motivos que llevaron al Congreso a declarar la Independencia. Son ocho hojas manuscritas en el estilo de la época, de allí extraemos la siguiente cita: “Nosotros, pues, a nombre y con la voluntad y autoridad que tenemos del virtuoso pueblo de Venezuela, declaramos solemnemente al mundo que sus Provincias Unidas son, y deben ser desde hoy, de hecho y de derecho, Estados libres, soberanos e independientes y que están absueltos de toda sumisión y dependencia de la Corona de España o de los que se dicen o dijeren sus apoderados o representantes, y que como tal Estado libre e independiente tiene un pleno poder para darse la forma de gobierno que sea conforme a la voluntad general de sus pueblos”.
El tercer documento, la Constitución Federal para los Estados de Venezuela, sancionada el 21 de diciembre de 1811, fue redactada muy probablemente bajo la dirección de Cristóbal Mendoza y Juan Germán Roscio. Es una Constitución Federal, con Poder Ejecutivo multipersonal (tres personas) elegidos por cuatro años sin reelección. Establece la separación de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y declara solemnemente en los artículos 151 y 152 los Derechos del Hombre y del Ciudadano: Libertad, Igualdad y Fraternidad. Son en total 228 artículos agrupados en 9 capítulos. No vacilaré, dados los tiempos que corren, en citar dos de los artículos de la primera Constitución que se aprobó en América Latina:
Artículo 155.- La propiedad es el derecho que cada uno tiene de gozar y disponer de los bienes que haya adquirido con su trabajo e industria.
Artículo 156.- La seguridad existe en la garantía y protección que da la sociedad a cada uno de sus miembros sobre la conservación de su persona, de sus derechos y de sus propiedades.

El 5 de julio se celebra la Declaración de la Independencia, pero es también el momento cumbre del Primer Congreso venezolano, y Primer Congreso latinoamericano. El hecho que hoy se conmemora hace sentir sus efectos en las actividades del propio cuerpo legislativo y en toda la Historia de Venezuela.

Corresponde ahora hacer una mínima mención de algunos de los principales actores de ese Congreso. Es imperativo mencionar a Simón Bolívar, a pesar de no ser diputado, no solo por haber participado en diferentes actividades precursoras de la independencia desde 1808, sino por su papel fundamental en la Sociedad Patriótica. En sesión de esta organización pro-independestista, la noche del 3 de julio pronunció su primer discurso conocido, en el cual expresa que el Congreso debería declarar de inmediato la Independencia y propone que una comisión haga del conocimiento del Congreso esta posición. En efecto, el Acta del Congreso de la sesión del 4 de julio señala que fueron admitidos varios ciudadanos de la Sociedad Patriótica, quienes expresaron su dictamen favorable a la Independencia y consignaron un documento sobre la materia.

Y al mencionar a Bolívar expresamos nuestra preocupación por el error en que caen por desconocimiento, por simplificación, o por intereses indignos, quienes creen que un proceso histórico puede ser conducido con una especie de exclusividad por una sola persona. El Libertador es la luz y guía de nuestra independencia, pero solo o mal rodeado no hubiese logrado mayor cosa. Un importante estímulo para que se produzca la Declaración de Independencia es el papel de la Sociedad Patriótica, y en ella el discurso del 3 de julio pronunciado por Bolívar tiene la mayor trascendencia. No obstante, sería injusto dejar de mencionar si no todos, los más destacados personajes de estos sucesos.

En los sucesos de aquellos días tuvo muchísima influencia Francisco de Miranda. Este caraqueño estaba en los 60 años, había combatido en 3 continentes, recorrió prácticamente toda Europa empapándose de costumbres y sistemas sociales de todo tipo. Estuvo preso en diferentes oportunidades y a punto de ser guillotinado. Amigo de personajes de la realeza, de grandes políticos, poliglota y con otras particularidades, era un personaje único sobrado en experiencias para la Caracas de la época. Es considerado por muchos la mayor influencia política en el Congreso de 1811, en el cual participa como Diputado por El Pao, y actor destacado en la Sociedad Patriótica.

Un personaje destacado, fundamental en los albores de nuestra independencia fue Juan Germán Roscio. Había nacido en San Francisco de Tiznados, una población que todavía existe en el Estado Guárico, en 1765, hijo de un militar retirado de origen milanés. Este abogado fue uno de los baluartes del 19 de abril, destacado funcionario de la Junta de Gobierno, luego activísimo diputado, electo por Calabozo, y redactor importante de los documentos que hoy se han citado. Al caer la Primera República es uno de los llamados 8 monstruos enviados por el realista Domingo Monteverde a los presidios de Cádiz primero y de Ceuta después. Logra fugarse en 1814 y es protegido por el Príncipe Regente de Inglaterra, quien logra que sea liberado de cargos. Pasa a Filadelfia y allí escribe una obra cuyo solo título ya nos indica como era su pensamiento. El libro se llama Triunfo de la Libertad sobre el Despotismo. Luego regresó a Venezuela, apoyó a Bolívar en Angostura, en el Correo del Orinoco y era Vicepresidente de Venezuela, en la Gran Colombia, cuando muere el 10 de marzo de 1821, mientras organizaba el Congreso de Cúcuta que se instaló el 6 de mayo.

Otro destacado actor del Congreso de 1811 es Francisco Isnardi. Había nacido en Turín, hoy Italia, en 1750 por lo que era contemporáneo con Miranda. A temprana edad emigra de su tierra natal, primero a Holanda, luego a la Guayana Holandesa y después a Trinidad que todavía era territorio español y donde obtiene Carta de Naturalización. Luego se establece en Güiria como agricultor y comerciante. Hacia 1801 es apresado y enviado a España, sospechoso de ser espía inglés, fue absuelto en 1803. Tenía conocimientos de Física, Astronomía y Medicina, en 1806 se tienen noticias de su actividad en Margarita como Médico y Profesor de Latín. En 1809 ya está radicado en Caracas y establece amistad con Don Andrés Bello. Un poco más tarde, al llegar Miranda a Venezuela también hace amistad con él. Al instalarse el Congreso es designado Secretario del mismo, y en consecuencia los Libros de Actas que se conservan fueron redactados por él. Asimismo colaboró en la redacción del Acta de la Independencia y en la Constitución. Es otro de los 8 monstruos enviados presos primero a Cádiz y luego a Ceuta, sale en libertad en 1820 y desaparece en la historia, lamentablemente.

Juan Antonio Rodríguez Domínguez, en su calidad de Presidente del Congreso anunció declarada solemnemente la Independencia absoluta de Venezuela. Este Licenciado de 33 años, había nacido en Nutrias, actual Estado Barinas y había cursado estudios eclesiásticos en Mérida, sin concluirlos, y universitarios en Caracas. Electo diputado suplente por Barinas, por inasistencia del titular, Miguel María Pumar, se juramentó como diputado a finales de abril de 1811. Había sido designado Presidente de este Congreso desde el 28 de junio, la norma de la corporación establecía que el período del Presidente del Congreso duraba un mes. Rodríguez Domínguez morirá en Puerto Príncipe, en 1816, después de haber prestado diferentes servicios a la patria.

Y en una recopilación de personajes destacados del Congreso de 1811 no podíamos dejar de mencionar al Diputado por La Grita, el Presbítero Doctor Manuel Vicente de Maya Vidal. Había nacido en San Felipe, actual capital del Estado Yaracuy, el 10 de marzo de 1767, lo que indica que llega al Congreso con 43 años. Su hermano menor, Juan José, quien ejercía el Derecho, también fue Diputado a este Congreso pero por San Felipe. El Presbítero y Doctor Maya Vidal conocía con anterioridad a muchos de los protagonistas de los inicios de la independencia, pues estudió en la Universidad de Caracas egresando en 1787 como Bachiller en Filosofía, en 1796 en Derecho Civil y Canónico, y en 1797 como Doctor en Teología, además de obtener la Ordenación Sacerdotal mientras estudiaba. Fue Profesor en la Universidad de Latinidad y Sagrados Cánones, luego Párroco en La Guaira. Durante los sucesos del 19 de abril fue convocado y asistió en representación del clero a las deliberaciones de ese día. A principios de 1811 fue designado Rector de la Real y Pontificia Universidad de Caracas, cargo que ejerció hasta 1815, de manera que durante su diputación ejercía el Rectorado de la Universidad. El 14 de noviembre de 1816, al viajar a España el Arzobispo Narciso Coll y Prat, es designado Gobernador del Arzobispado con plenos poderes, que ejercería hasta 1823. Muere en Caracas en 1826.
El Presbítero y Doctor Maya Vidal se menciona siempre como el único diputado que se opuso a la Declaración de la Independencia, y pareciera tejerse un manto vil sobre su persona y sus acciones. Habría que decir varias cosas en descargo de nuestro personaje. En primer lugar señalaremos que su firma se encuentra en el Acta debajo de la del Diputado por Margarita Manuel Plácido Maneyro, al lado de la del otro Diputado por Mérida Antonio Nicolás Briceño y sobre la del Diputado por Trujillo Juan Pablo Pacheco. Esto nos demuestra que para todos los efectos legales, a pesar de no votar por la Declaración de la Independencia, reiterando que no estaba dentro de las facultades expresadas por escrito por quienes lo eligieron, acató el dictamen de la mayoría. Además, en su segunda intervención en la Sesión señala el Acta que, cito: “alegó la manifestación que había hecho de sus instrucciones para que no se le creyese personalmente opuesto a la independencia”, fin de la cita del Libro Segundo de Actas del Supremo Congreso de Venezuela, publicado por la Academia Nacional de la Historia en 1959. También es firmante de la Constitución de 1811, con el reparo que formalizaron todos los clérigos presentes ante el artículo 180 que eliminaba el fuero sacerdotal.
Sería una injusticia asumir que solo los personajes nombrados tan apresuradamente en esta conmemoración son los únicos a destacar en la ocasión. Solo el respeto por el tiempo ajeno nos puede disculpar ante tales omisiones.
Honremos entonces hoy, el recuerdo de las acciones de los Padres de la Patria, cuando iniciamos el período anual que nos conduce al Bicentenario del nacimiento legal de Venezuela, cuando aquel 5 de julio se declaró la Independencia. Y que mejor manera de honrar la gesta sino con el compromiso de conocer más de nuestra historia, entre otras cosas para evitar cometer errores ya cometidos.
Decimos entonces desde el Táchira: Honor y Gloria a los Diputados del Congreso de 1811, forjadores de las bases sobre las que 2 siglos después todavía descansa Venezuela. Honor y Gloria a los fundadores de la Venezuela independiente, precursora de la independencia latinoamericana.




Fotos y discurso de la Toma de posesión

Palabras del Lic. José Ernesto Becerra Golindano, Presidente de la Academia de Historia del Táchira, en la Sesión Solemne del 23 de mayo de 2010


Como tachirense, como hombre formado en los valores de la montaña transmitidos ancestralmente en los ambientes familiares, mi primera palabra es para agradecer a Dios el don de la vida y sus experiencias, siendo la de hoy una de las más gratas. Y también honrando mi gentilicio, me encomiendo a Nuestra Señora de La Consolación y al Santo Cristo de La Grita, patronos del Táchira, en esta gestión que apenas empieza. Agradezco también a los Individuos de Número de la Academia de Historia del Táchira la confianza demostrada en la elección, no serán defraudados. Agradezco también, como estoy seguro es el caso de quienes nos dedicamos a este tipo de menesteres, a mi familia, a la Ingeniero Ledy Morales Colmenares, mi esposa, a mis hijos Ernesto José y Maria Angélica, a mi hermano Gonzalo Enrique y mi sobrina Rossi Arleen quienes han sido telefonistas, mensajeros, secretarios y ayudantes durante el tiempo que ejercí la Secretaría de la Academia, y ahora tendrán mas trabajo apoyando al Presidente. Agradezco a los Presidentes que he conocido durante el tiempo que llevo en la Academia, el Dr. José Pascual Mora García y el Dr. Roberto Esteban Avendaño, quienes me honraron con su confianza y otras bondades, que son importantes a la hora de la designación. Palabras especiales para mi Profesor de Historia de América en la Universidad Católica, el eminente licenciado Nerio Leal Chacón por su apoyo y orientación, a mi excelente amigo el Dr. José Joaquín Villamizar Molina quien me abrumado siempre con sus deferencias y a Mons. Raúl Méndez Moncada, lujoso Decano de esta Academia, cuya experiencia es un valor incalculable para todos nosotros. Tendría palabras de elogio para todos y cada uno de los demás Académicos pero invoco su comprensión en aras del tiempo.
El origen de nuestra actividad académica se pierde en la historia y lo encontramos en la mitología. Tendríamos que remontarnos a Ekademo, según otros, Academo, personaje de la mitología griega, quien tenía una propiedad en las afueras de la Atenas de aquellos imaginarios tiempos. El terreno, con jardines y árboles, empezó a conocerse con el nombre del dueño. El lugar era tan agradable que Aristocles, mejor conocido por su sobrenombre, Platón, compró terrenos en la zona, probablemente en el 361 ac, otros señalan el inicio de actividades en 387 ac, y usó el nombre para el establecimiento que decidió crear para estudiar lo que hoy llamaríamos filosofía y otros saberes. El Emperador Justiniano cerraría la Academia casi 9 siglos después.
Para algunos, la más importante Academia de la antigüedad estuvo en Alejandría, el Museo. Al principio un museo era Templo de Musas, pero cerca de la Tumba de Alejandro Magno, Ptolomeo I Soter, uno de sus sucesores, estableció este Museo que tuvo actividades similares a la de una Academia. Por cierto este mismo Ptolomeo es el fundador de la Biblioteca de Alejandría.
Desde el primer siglo de la era cristiana hubo academias en la Galia, hoy Francia. También hubo alguna creada por hebreos e incluso en Mesopotamia. Algo similar hicieron los árabes quienes las llevaron al sur de España. Más reciente es el Instituto de Francia, establecido formalmente en 1795, pero cuyos orígenes se remontan a 1629, en el cual la segunda de las cinco secciones que tiene, denominada Academia de las Inscripciones y Letras Antiguas, se ocupa de la Historia, la Arqueología y la Literatura Clásica.
En lo que hoy es Alemania se creó en 1700 la Academia de las Ciencias de Berlín, bajo la conducción del excepcional Gottfried Leibniz, una de sus cuatro secciones, la tercera, se ocuparía de la Historia Nacional. Se creó también la Academia Imperial de Viena, en 1846, una de sus dos secciones fue de Historia y Biología,
En Inglaterra se crea en 1901 la Real Academia Inglesa, la primera de sus cuatro Menciones es Historia y Arqueología. Para concluir este apretado resumen europeo, mencionemos que la Academia de la Historia Española fue establecida en 1738. Hitos similares se encuentran en la mayoría de países del mundo, incluyendo por supuesto los de nuestro continente, donde mencionaremos la creación de la Academia Colombiana de la Historia el 9 de mayo de 1902,
En Venezuela, la Academia Nacional de la Historia, fue creada el 28 de octubre de 1888 por el Dr. Juan Pablo Rojas Paúl, en el momento Presidente de la República y que ya en sus tempranos veintes había presidido un Academia de la Historia de origen privado y que duró entre 1848 y 1849. En el Táchira la primera fecha emblemática de esta Institución es la de su fundación hace 68 años, en 1942, testigo de excepción de tal suceso es Mons. Raúl Méndez Moncada quien es a su vez miembro del grupo fundador y Decano de nuestra Academia. La segunda fecha es el 20 de marzo de 1950 cuando el Gobernador Antonio Pérez Vivas emitió el Decreto que le daba reconocimiento oficial al Centro de Historia. La tercera fecha sería el 23 de mayo de 1991 cuando mediante el Decreto Nº 39 del Gobierno del Táchira le da al Centro la Jerarquía de Academia de Historia del Táchira. Actualmente esta Academia tiene convenios de membresía recíproca con la Academia de Historia del Zulia, y las de Boyacá y Norte de Santander en Colombia. En los últimos días se adelantan conversaciones para un convenio similar con la Academia de Historia de Santander, con sede en Bucaramanga.
El resumen anterior es tan solo uno de los respaldos que tiene nuestra Academia. El papel institucional que nos corresponde asumir es propio de soiecades organizadas, de culturas que se superan, de una condición humana que se reconoce en permantente aprendizaje, investigación y desarrollo. Para decirlo con el texto exacto del estatuto, nuestra Academia tiene por objeto la conservación de la memoria histórica del Estado, la preservación de su legado cultural así como la promoción de la actividad creadora y de la investigación. La Directiva que se acaba de posesionar cumplirá ese mandato, tal como lo han hecho las precedentes.
Me permito agradecer el esfuerzo de cuadrar su agenda en Caracas para poder estar aquí hoy con nosotros, del Profesor José Olivar. Autor de las biografías de los Ingenieros Muñoz Tébar y Román Cárdenas en la Colección de El Nacional, y autor de diversos trabajos relacionados con la Historia de las Comunicaciones de venezuela. Aprecio en altísimo grado su gesto.
Agradezco también la presencia de la numerosa representación de la Academia de Historia de Norte de Santander. En poco más de 15 días hemos podido realizar gestos equivalentes ambas instituciones, lo que representa en las acciones nuestros sentimientos de cofraternidad Colombo-Venezolana. Ya estamos aprendiendo a decir con ustedes: Del Norte bravos hijos, cantemos con el alma, la vida por la Gloria, la Gloria por la Patria. Asi como hace poco nosotros los escuchabamos cantar en la Villa del Rosario el 6 de mayo, Gloria al Bravo Pueblo que el yugo lanzó. Sea propicia la ocasión para agradecer la invitación y las atenciones que nos brindaron en Cúcuta. Lleven también nuestro saludo a los que no pudieron venir, entre otros al Pbro. Edwin Avendaño que hizo todos los esfuerzos por acompañarnos. Al Dr. Pablo Emilio Ramirez Calderón, excelente anfitrión y colaborador, al Prof Perea Perea cuyo carácter tan jovial expande su alegría entre nosotros, al Dr. Alfredo Bustos, gran caballero, y al personal de la Oficina de la Academia y todos sus colaboradores. Quisiera destacar la amistad y relación de trabajo que une a este servidor con el Dr. Gustavo Gómez Ardila, Secretario de la Academia de Historia de Norte de Santander. Dr. Gomez Ardila: la analogía y carácter simultáneo de nuestras funciones me han brindado el altísimo honor de su amistad, agradezco mucho su presencia. En similar sentido valoro la presencia del Ingeniero Luis Eduardo Lobo Carvajalino, el Dr. Olger García, el Dr. José Cuadros Suárez, el Dr. Ciro Pérez, el Dr. Rafael Santafé y el Dr. José Antonio Amaya. Gracias por venir.
Quiero también expresar mi agradecimiento al Coral Voces Amigas de Nazaret, de la ciudad de Táriba, con especial deferencia a su Director, el Profesor Carlos Humberto Peña Sánchez, con quien me unen lazos de amistad hace mas de 8 lustros.
Están presentes además otras personalidades representantes de diferentes instituciones, también amigos y colegas que sería largo nombrar, me ha dado mucho gusto que me hayan acompañado, que hayan acompañado a esta nueva directiva, que hayan acompañado a la Acaemia de Historia del Táchira. Muchas gracias.

CLICK EN CUALQUIER IMAGEN PARA AGRANDAR








Dr. Pablo Chacón Medina, presidente de la Academia de Historia de Norte de Santander


Orador de orden, Dr. Ildefonso Méndez Salcedo